Dic 072012
 

El ex enganche del Xeneize dijo que el equipo que dirige Julio Falcioni “no sabe a qué juega”. Además sotuvo que Daniel Angelici, presidente del club, no lo dejó mostrar el próximo sábado ante los hinchas el premio recibido en Brasil.

Riquelme le deseó buena suerte al entrenador de Boca y luego arremetió con dureza: “Boca no sabe a que juega y así no podés pretender ganar”, declaró en diálogo con el programa “Despertate”, de TyC Sports.

“No voy a ir a la cancha. Ojala hagan tres toques, me voy a poner contento”, agregó.

“El semestre pasado fue muy malo. Le pido a los hinchas de Boca que no se conformen. Ahora parece que haber clasificado a la Copa Libertadores, que es una obligación y algo lógico para el club, es más importante que haber llegado a la final”, advirtió.

Luego evocó una charla que tuvo con el entrenador cuando integraba el plantel: “Le dije que yo estaba en el club para intentar ganar y jugar bien. También que no me interesaba medir fuerzas con él.

Además, no tenía necesidad de hacerlo si cinco meses atrás la gente me había elegido sobre (Diego) Maradona”.

“Soy una persona honesta y me molesta cuando quieren confundir. Fui claro: dije que iba a estar a disposición de Boca siempre pero jamás que iba a ponerme los pantalones cortos”, sostuvo.

Además, aclaró que “jamás” sugirió que iba a ponerse otra vez “los pantalones cortos de Boca” cuando declaró que “siempre” estaría “a disposición”, después de comunicar su salida en la noche de la final perdida por la Copa Libertadores pasada.

Riquelme apuntó a la dirigencia por “querer confundir” a los hinchas en relación a su situación actual y la responsabilizó de la inactividad que mantiene desde julio pasado por las demoras para “firmar los papeles”.

“Había tomado la decisión de jugar en Brasil. Me habían llamado de Cruzeiro, Gremio, Flamengo… Pero Boca tardó en firmar los papeles (para la suspensión de su contrato) y mi representante no pudo hablar más con los clubes interesados”, lamentó.

De inmediato, se mostró seguro de que su alejamiento de Boca fue “en el momento justo”, descartó la posibilidad de su retorno y alertó “hay mucha gente que quiere que no vuelva a la cancha ni como hincha”.

“Boca se maneja de esa manera. En aquel partido con All Boys (cuando Falcioni lo marginó de los convocados) a la gente le impedían mostrar banderas de apoyo y los muchachos de atrás del arco (la barra brava) se encargaron de que nadie cantara a mi favor, porque nunca les di plata”, recordó.

“Me han acuasado de muchas cosas pero al técnico nunca le hice nada”, completó.

Por último, Riquelme (34 años) aseguró que pensará “muy bien que hacer” con el futuro de su carrera de jugador, que dispone ofertas de Argentinos Juniors, Tigre y el fútbol brasileño.

“Vamos a ver qué pasa, quiero analizar bien y ver si puedo seguir disfrutando de jugar un tiempo más”, concluyó.

Fuente: Télam

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube