Mar 132013
 

Los efectivos policiales desplegados en todo el extremo oeste provincial ante la protesta de un grupo de indígenas asediando y manipulando elementos de pozos petroleros y cortando rutas y caminos, disponen de elementos disuasivos para hacer una efectiva prevención y sin armas de ningún tipo.

ministro Gonzalez explico despliegue policial_lapa

Así lo certifico el ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, Jorge Abel González, quien incluso advirtió que se presentan dificultades para que personal y maquinaria vial pueda acceder a la zona crítica del rio Pilcomayo para realizar tareas tendientes a asegurar el ingreso de las aguas a suelo argentino.

Expuso ante la consulta acerca de situación generada por la toma del predio donde están ubicados pozos petrolíferos en la zona Palmar Largo, expuso que “el gobierno viene llevando a cabo un trabajo planificado en esa región donde debemos garantizar el servicios elementales como el de agua potable, energía eléctrica y las comunicaciones, sobre todo en lo que hace al ingreso de maquinarias y personal a la zona del río Pilcomayo donde se debe trabajar permanentemente y así asegurar el ingreso de las aguas a nuestro territorio”.

Consideró González que “es una protesta sin sentido, no tiene razón de ser, solamente tienen un interés particular, el de ellos y está claro que no les importa el bienestar general. Es que plantear la necesidad de una ambulancia para justificar este accionar no resulta serio, mucho menos a partir de que se haya anticipado que se próximo a comenzar a distribuir un centenar de ambulancias, las que se encuentran en proceso de equipamiento, varias de las cuales estarán destinadas a esta zona oeste de la provincia”.

“Hay que valorar la importante inversión que hace el gobierno en el contexto actual para dar respuestas a la demanda de la población”, pidió.

Expuso que este grupo de aborígenes exponen su “negativa a sentarse a dialogar”, por lo que explico “hemos dispuesto una actividad preventiva con la Policía presente en el lugar, disponiendo solamente elementos de disuasión y no armas de fuego. Es un elemento clave que queremos destacar, se ha dispuesto el despliegue policial con una estrategia disuasiva que permita el normal desarrollo de las actividades en la zona y, específicamente en el tema petrolífero brindar el mayor grado de seguridad pensando en los riesgos a las personas y los de tipo ambiental en la zona”.

Sobre la maniobra que realizaron los aborígenes, abriendo las válvulas de seguridad del gas en los pozos, señaló que “Hay gente que no está capacitada para manejar distintos dispositivos de las instalaciones y en medio de elementos tan inflamables que ponen en riesgo la salud pública de toda la población y los recursos en general desde el río Pilcomayo y el medio ambiente en general, a producciones muy valiosas en la zona como la apicultura, generando un contexto que amerita que reflexionen ante de adoptar este tipo de actitudes”.

 

 

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube