Ago 152012
 

Hija de una de las enfermeras del hospital, y sin ningún tipo de problema de salud tanto ella como la madre, sorprendió al mundo al ser la más grande jamás nacida en ese país.

Zselyke Erdös nació por cesárea el pasado 8 de agosto y sorprendió al país, con 6.3 kilos y 67,3 centímetros, lo que la convierte en todo un récord para ese país, según la información brindada por la agencia de noticias MTI.

La madre de Zselyke, Tünde Erdös, explicó que “es una incógnita por qué nació tan grande” su hija, ya que los análisis descartaron la posibilidad de la diabetes, una de las razones habituales para el nacimiento de bebés grandes.

“Zselyke duerme mucho y se siente muy bien” en su hogar de la cercana ciudad de Hajdúböszörmény (suroeste), pese a la cantidad de personas que se acercan para ver o fotografiarse con la criatura.

En la Argentina, en febrero se había dado el caso en Córdoba de un bebé que nació con 6,5 kilos y 57 centímetros, mientras que en enero, en los Estados Unidos, Asher Stewardson había tenido un niño de 6,2 kilos y 59,7 centímetros.

 

 

 

 

 

Fuente: Infobae

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube