Oct 092012
 

Marcándose la importancia de preservar la diversidad en el entendimiento de que las lenguas maternas constituyen el primer vector de la identidad cultural, es que el gobierno esta creando los espacios, disponiendo las herramientas y apoyatura de los equipos técnicos a fin lograr la construcción de los alfabetos de las lenguas maternas de las etnias indígenas que habitan Formosa: Wichi, Toba y Pilagá.

Los aborígenes participes activos en la tarea de elaborar alfabetos de sus lenguas maternas.-

Y serán los mismos aborígenes, desde los docentes como también otros miembros de las comunidades quienes trabajen en esta ambiciosa meta, aunque con un permanente asesoramiento de los equipos docentes y especialistas.

A ese efecto es que se hará una revisión de la vieja grafía, que se refiere a la letra. El carácter que tiene sonido al pronunciarlo pero que es un concepto que significa un grafo (imagen) y que unido a otros resulta una palabra.

Según expuso el ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla, los maestros especiales en la modalidad aborigen de las tres etnias (pilaga, qom y wichi), entre ellos directores y docentes criollos estuvieron analizando ampliamente sobre el particular en el cuarto ateneo llevado a cabo días pasados en el Instituto Pedagógico provincial.

“Estamos en un proceso de cambios vertiginosos en lo social y comunitario, por lo que vimos la necesidad –además del mismo pedido de los docentes de la modalidad- de trabajar a fin de establecer algunas modificaciones en la Educación Intercultural Bilingüe, y sobre todo en una cuestión especifica sobre los alfabetos que están utilizando en la construcción del lenguaje”, explico.

Ya en este propósito unos 150 maestros aborígenes provenientes de toda la provincia trabajaron en este propósito de la construcción de los alfabetos de cada lengua materna y las escrituras de cada etnia, originalmente ágrafas, en el entendimiento de que esto debe darse a partir de las bases. Es decir construirlos a partir de quienes hace el uso popular de las lenguas, por lo que harán su aporte otros miembros de las comunidades indígenas, caciques y dirigentes que a lo largo de los años han acuñado conocimientos.

Significo que “nuestros MEMAS tienen buena preparación y están en condiciones de revisar la vieja grafía que es de 1910 a 1914 mas o menos,  y que fueron hechas con una concepción europea, es decir una cosmovisión del Viejo Continente sobre nuestros pueblos autóctonos”, para opinar que “es tiempo que se haga una revisión, y serán los mismos aborígenes los encargados de esa tarea, a partir de sus vivencias, experiencias, que insisto tienen el entrenamiento suficiente, porque incluso tenemos maestros aborígenes con mas de 25 años de experiencia”.

MEMAS

Osvaldo Segovia, docente wichi de El Potrillo.-

Osvaldo Segovia, docente wichi de El Potrillo expuso que se viene realizando una “fuerte tarea” en torno a la unificación del alfabeto, para lo cual se esta aportando todo los materiales necesarios. “Para nosotros unificar es dar el primer paso en este proceso de escribir nuestra lengua, para lo cual tomar la diversidad de cada comunidad será muy fructífero para esta construcción”, sostuvo.

“Falta aun avanzar mas, hay que hacer profundos debates, pero vamos bien en este objetivo, para lo cual es muy valioso aprovechar el espacio creado a partir del uso de la lengua materna desde el nivel Inicial, además del Primario y Secundario”, afirmó.

Ramona Giménez, maestra aborigen pilagá del barrio Qompi (Pozo del Tigre).-

Ramona Giménez, maestra aborigen pilaga del barrio Qompi (Pozo del Tigre), que se encuentra trabajando en la Escuela 401 del lugar, y tiene realmente una importante experiencia con 28 años de antigüedad como docente en la modalidad, considero que “es una puerta muy importante la que se abre, porque además implica un reconocimiento de la lengua indígena como espacio curricular dentro del sistema educativo y un gran respaldo del estado provincial”.

Recordó que organizaron un congreso en la comunidad de Campo del Cielo, donde asistieron gran parte de los MEMA pilagas, marco en el cual se trabajo en torno a la unificación del alfabeto de esta etnia, con el propósito de tener una sola escritura. “Un alfabeto consensuado entre maestros, caciques, dirigentes comunitarios, a fin de coincidir en la manera en que debemos escribir nuestra lengua, y con la idea inicial de tener algunos textos infantiles para incentivar a la lectura a los niños, y de esa manera nuestros chicos puedan leer y escribir la lengua materna”.

Destaco la “vigencia plena de la ley 426 y la gran política del gobierno a favor de los pueblos originarios” como “herramientas fundamentales que nos permite mantener nuestra cultura, incluso enriquecerla y darle sustentabilidad en el tiempo. Sin dudas que Formosa sigue marcando hechos históricos en política aborigen, pionera en la preservación de nuestra cultura y el pleno respeto a nuestros derechos”.

Los docentes aborígenes solicitaron el apoyo de profesores en Lengua para poder consolidar el trabajo consensuado en torno a contar cada alfabeto, al tiempo de subrayar que este tipo de encuentros, como el cuarto ateneo, “son muy importantes porque se pone a disposición metodologías y estrategias pedagógicas en un esquema de intercambio de culturas”.

 

 

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube