Sep 182012
 

El organismo internacional volverá a visitar el hospital formoseño este martes de 8,30 a 12 hs, con la premisa de recolectar información  que permita determinar el impacto arrojado por el proyecto DIPECHO VI sobre hospitales seguros.

Hace dos años atrás, después de un pormenorizado análisis, el Hospital de Alta Complejidad “Presidente Juan Domingo Perón” fue seleccionado como uno de los más seguros de Latinoamérica, calificación a la que concluyó la Organización Panamericana de la Salud (OPS), dentro del Programa Hospitales Seguros frente a Desastres.

Luego de una exhaustiva inspección técnica a cargo de un equipo multidisciplinario conformado por ingenieros y médicos, obtuvo la categorización de hospital tipo “A”, lo que significo un hito trascendental y una distinción muy importante para la Provincia de Formosa, ya que el HAC se ubicaba a partir de ese momento como uno de los hospitales más seguros de Latinoamérica.

Para categorizar a un hospital la OPS sigue una serie  de pasos que permiten calcular el Índice de Seguridad Hospitalaria. Se inicia con la aplicación de una lista estandarizada de verificación para evaluar una serie de componentes y sus niveles de seguridad. Un sistema de calificación asigna un valor numérico a cada aspecto de acuerdo a su importancia relativa en contribuir a la capacidad de un hospital para resistir un desastre y seguir funcionando. El Índice de Seguridad Hospitalaria es calculado automáticamente.

La ubicación del valor del Índice de Seguridad, en una de las tres categorías de seguridad, ayuda a las autoridades a determinar qué establecimientos de salud necesitan intervención más urgente.

En la “Categoría A” se ubican los establecimientos de salud que protegen la vida de sus ocupantes y probablemente continuarán funcionando en situaciones de desastre.

La “Categoría B” es asignada a los establecimientos que pueden permanecer en pie en casos de desastre, pero cuyo equipamiento y servicios críticos están en riesgo.

“La Categoría C” corresponde a un establecimiento de salud que no garantiza la vida y seguridad de los ocupantes y tiene alta probabilidad de dejar de funcionar en casos de desastre.

Determinar el puntaje de seguridad posibilita que los establecimientos de salud establezcan medidas de mantenimiento y monitoreo e implementar acciones para mejorar la seguridad en el mediano plazo. Esta visión rápida proporcionará a los países y responsables de tomar decisiones, un punto de partida  para establecer prioridades y reducir el riesgo y vulnerabilidad de los establecimientos de salud.

La OPS evaluó la calidad del HAC en el 2010, dentro del programa mencionado, que se implementa además en Bolivia, Ecuador, Paraguay, Colombia y Uruguay.

En esta visita, la metodología que se llevara adelante será: la presentación de objetivos; Presentación de participantes; Aplicación de encuesta; Discusión grupal; Cierre de la actividad. Todo esto será evaluado por la licenciada Alejandra Bonadé, de la OPS-OMS – Argentina.

Los objetivos del programa que llegará al HAC es desarrollar políticas y regulaciones nacionales sobre hospitales seguros frente a desastres, proteger la vida de los ocupantes, la inversión y la función de los establecimientos nuevos y de los identificados como prioritarios en la red de servicios de salud, para sistematizar y brindar seguimiento a la implementación de las políticas y regulaciones nacionales e internacionales sobre hospitales seguros.

Hospital seguro

Un Hospital Seguro es un establecimiento de salud cuyos servicios permanecen accesibles y funcionando a su máxima capacidad y en su misma infraestructura inmediatamente después de que ocurre un desastre natural. El término abarca a todos los establecimientos de salud, cualquiera que sea su nivel de complejidad. Es seguro porque cuenta con la máxima protección posible, las vías de acceso al establecimiento de salud y los servicios de suministro de agua potable, energía eléctrica y telecomunicaciones continúan operando, lo que permite garantizar su funcionamiento continuo y absorber la demanda adicional de atención médica.

Para ello, el Hospital de Alta Complejidad ha puesto en marcha un Centro de Operaciones de Emergencia (COE); conformado por autoridades y profesionales de la institución, quienes son los encargados de coordinar las acciones y tomar las decisiones frente a una situación de desastre.

Asimismo el HAC, ha elaborado un “Plan de Desastre”, donde se destacan tres etapas bien definidas para su concreción. La primera, en la cual partiendo desde el hospital se estudian todos los riesgos internos y externos, y se definen los procedimientos a seguir en cada caso, asignando los roles específicos dentro de ese plan.

La segunda etapa es la de difusión del plan, y la capacitación de cada sector, vinculado con el mismo. El reconocimiento de las prioridades de categorización por parte de los camilleros es igualmente importante para el operativo en su conjunto, que la tarea médica que la origina. Cada persona potencialmente interviniente debe saber su función. Y la tercera etapa, que está compuesta por la puesta en práctica del Plan en demostraciones, simulaciones y simulacros.

Cabe resaltar que luego de la visita que la OPS realizó en el año 2010, un grupo de profesionales pertenecientes al HAC, fueron capacitados para ser nuevos evaluadores y conseguir de esta manera tener más Instituciones Seguras.

 

 

 

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube