Oct 112012
 

El ministro de Economía, Jorge Ibáñez, invitó a la ciudadanía en general a hacer memoria acerca de todo lo que giró en torno de la premiada ruta provincial 28 por parte de la Asociación Argentina de Carreteras, porque de ese modo se podrá tener una versión concreta de lo que significa la convocatoria gubernamental a vencer a la adversidad.

El Ministro Ibáñez sobre la traza de la ruta 28 a la altura del vertedero.-

“Hoy ha sido consagrada como la Obra Vial provincial del Año 2012 y el doctor Insfrán ha recibido efusivas salutaciones por esa distinción: pero hay que recordar los vaivenes que tuvo el emprendimiento y sobre todo las dilataciones, postergaciones y hasta el peligro que no se haga “, señaló para aludir a  la prédica de quienes, a su criterio, hicieron  una supuesta defensa del medio ambiente para encubrir que estaban postergando  las posibilidades de progreso de centenares de familias que por muchos años sufrieron a causa del aislamiento y la desidia.

Ibáñez comentó que cuando comenzaron las gestiones del gobernador para encarar la obra, apareció la prédica de ciertos dirigentes de la oposición que unidos a organizaciones no gubernamentales trabaron la evolución normal de esta obra que tenía que haber estadio lista ya hace un par de años atrás.

“Mirar las fotografías de antes de las obras y las de ahora, me eximen de todo comentario”, señaló Ibáñez quien antes de volver a la cartera de Economía se desempeñó como ministro de Planificación y entendió en los aspectos centrales de la obra hidrovial y de todo lo que la rodeó en el plano político.

“Hay que hablar con la gente que vive en la zona para saber el modo como fue engañada por quienes pretendían confundirla diciéndole, por ejemplo, que toda esa región quedaría taponada por las aguas y que perderían definitivamente sus bienes, su sostén de vida”, indicó.

Manifestó Ibáñez que del mismo modo como sugería mirar las gráficas para hacer las comparaciones, hay que viajar al lugar y dimensionar la magnitud del cambio, confirmar que nada se inundó sino que, por el contrario, se logró la regulación de las aguas del  bañado La Estrella y su aprovechamiento para el destino productivo y vital de amplias comarcas ubicadas al norte y al sur de la ruta 81.

El ministro ponderó la capacidad de los pobladores de no borrar de su mente cada uno de los sucesos ocurridos que pasaron desde la prédica disociadora hasta los cortes de rutas y las provocaciones que alteraron la normalidad de las actividades en el centro oeste y oeste del territorio.

“lamentablemente mucha gente sufrió las demoras en que esta sobras se llevasen a cabo porque no pudieron llegar a tiempo a los centros de salud porque estaban aislados y tuvieron que lamentar la pérdida de seres queridos y de bienes valiosos por lo que llama la atención que los responsables de esa actitud nunca tuvieron el coraje de asumir un acto de contrición y admitir que se equivocaron.

“Por el contrario- subrayó- persistieron en esa metodología, aprovechándose de la gente humilde que ansiaba ser considerada e incluida y el paso del tiempo les demostró que era el gobernador quien les hablaba con la verdad y demostrándoles, con esta realidad de hoy, que los pregoneros del desaliento fueron vencidos por los que no están dispuestos a dejarse doblegar ni por la adversidad ni por la tristeza que genera desánimo para todo”, indicó.

Ibáñez dijo que consideraba necesario abordar estos temas porque a la hora de los aplausos aparecen todo, inclusive aquellos que entorpecieron las obras con lo que ello hubiese significado para el mejor destino de esas comarcas que ahora no solamente han quedado definitivamente integradas al resto de la provincia y del país sino que, además, suman un conjunto de emprendimientos que permiten confiar en que serán habitantes de un verdadero polo productivo.

 

 

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube