Nov 282012
 
Cristina Fernández de Kirchner habló en el cierre de la 18º Conferencia Industrial Argentina y Brasil, junto a su par del vecino país, Dilma Roussef. Afirmó que la integración es clave para que las crisis de los países desarrollados no golpee a la Región.

La Presidenta junto a su par de Brasil, Dila Rousseff; el titular de la UIA, José Ignacio De Mendiguren; y el gobernador Daniel Scioli.

Frente a la situación mundial, “es clave construir nuestras propias defensas”, dijo la Presidenta y agregó que “la integración ya no es un mecanismo económico, es un mecanismo de defensa que tenemos que construir entre Brasil y la Argentina para que no nos alcance este drama que envuelve a otras sociedades” en el mundo desarrollado.

Señaló que la unidad se debe extender a “nuestros hermanos del Pacífico, porque tenemos que pensar en Brasil y Argentina como las dos grandes poleas de la Región para que América del Sur sea protagonista del Siglo XXI”.

“Es una necesidad que tenemos de ampliar a toda la región” la integración porque “los tiempos urgen, y la historia no nos va a perdonar si nos demoramos o nos equivocamos”, apuntó.

Insistió la Presidenta en señalar que la integración “más diría que es una condición sine qua non para poder mantener los logros de esta década ganada”, aunando “esfuerzos, inteligencia, recursos acciones, trabajos y políticas públicas y privadas concretas entre ambos países”.

También afirmó que Argentina y Brasil tiene que buscar una metodología para determinar “cómo lo tenernos que articular entre las autoridades y los empresarios, caso por caso” y “tenemos una oportunidad magnífica para lograrlo”, sostuvo.

Recordó la Presidenta que “nosotros que estuvimos en quiebra” podemos decir que “se puede salir adelante, porque constituimos un contramodelo en un mundo donde el capital financiero y sus derivados se han erigido en amos y señores y nos quieren castigar”.

Tras señalar que con la última reapertura del canje de la deuda soberana se acogieron el 93 por ciento de los acreedores, ratificó que “vamos a seguir honrando nuestros compromisos como corresponde a un país que ha recuperado la autoestima”.

Pidió “ser realistas para saber” que frente a la crisis financiera mundial y a su posible prolongación en el tiempo “debemos seguir sosteniendo la integración, con asociaciones estratégicas definitivas y de complementariedad, no sólo con Brasil sino también con nuestros hermanos del Pacífico, porque tenemos que pensar en Brasil y Argentina como las poleas de la Región para que América del Sur sea protagonista del siglo XXI: esta es la clave”.

“Nuestros destinos –continuó- están indisolublemente unidos: no le va a ir bien a Brasil si le va mal a la Argentina, y viceversa: nos hemos convertido en una familia, que por ahí tiene diferencias” y pidió que “todos pongan el mismo esfuerzo para sostener estas economías y esta integración que permitieron que millones de argentinos y millones de brasileños” hayan podido ser incluidos.

Dijo que con la presidenta Roussef “ya acordamos que vamos a establecer mecanismos más rápidos, políticas mucho más activas de consulta, no tan protocolares sino más rápidas”.

Siguió  solicitando “a todos un gran esfuerzo, a funcionarios, empresarios, diplomáticos, todos, para solucionar cada problema” que vaya surgiendo, “con solidaridad e inteligencia”.

“O salimos juntos, o no salimos, y les puedo asegurar que vamos a salir, y lo vamos a hacer juntos”, concluyó la Presidenta.

Fuente: Prensa Argentina

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube