Ago 142012
 

El jugador del seleccionado argentino y de los San Antonio Spurs aseguró que “no sé si voy a seguir jugando enla Selección” y agregó que “cuando llegue el momento decidiré, hoy no lo sé”.

Manu, uno de los más buscados al momento del arribo del equipo y quien había puesto en duda su continuidad con la `albiceleste´ después de perder en Londres el partido por la medalla de bronce, afirmó: “pueden haber sido mis últimos Juegos. Del próximo Mundial no sé. Nadie me puede pedir nada, sólo mi familia. Cuando llegue el momento lo decidiré”.

“Es una decisión que tomaré en su momento. De acá a dos años no sé si aún jugaré, voy a tener 37. No sabés cómo puede llegar tu físico, la cabeza, tu motivación… Ahora no tengo herramientas para decidirlo”, avisó el jugador de San Antonio Spurs.

Ginóbili salió rápido del Aeropuerto de Ezeiza para viajar a Bahía Blanca y reencontrarse con su familia. “Estoy feliz de volver después de haber estado tanto tiempo lejos de casa. Tengo muchas ganas de estar en Bahía con mi mujer y mis hijos. Quiero descansar y bajar un poco la adrenalina”, contó Manu.

Sobre el cuarto puesto en los Juegos, el basquetbolista manifestó que “es un gran logro. No es fácil llegar a la semifinal de unos Juegos Olímpicos. El tema es que cuando estás ahí y tenés dos chances de pelear una medalla, no querés volver con las manos vacías. Esta vez no se dio y nos sentimos todos muy tristes”.

“Fue un momento muy duro cuando terminó el juego. A veces te toca perder y hay que afrontarlo con la frente alta. Estuvimos a un minuto de ganar”, explicó Manu.

“Con el tiempo te das cuenta de que hiciste algo difícil y lo valorás. Son tres Juegos Olímpicos en el que ganamos oro, bronce y ahora nos quedamos en la puerta de otro bronce. Sabemos que no es fácil, es un gran mérito, pero todavía es muy reciente y nos duele. Cuesta asumirlo”, concluyó.

A su tiempo, el técnico de la selección argentina de básquetbol, Julio Lamas, consideró que al “recambio habrá que pensarlo bien” ya que hay varios jugadores de la llamada `Generación Dorada´ que podrían no continuar en el equipo.

“El recambio hay que analizarlo. Primero debemos pensar en qué vamos a hacer, saber con qué jugadores contamos, y después sí hacer el proyecto 2013”, le contó el DT a Télam.

“Este año ya lo encaramos sin Pepe (Sánchez) ni Fabricio Oberto, que fue fundamental. Ahora hay que saber si podremos contar con Manu Ginóbili, que es un jugador difícil de reemplazar”, expresó.

Lamas aclaró que “no hablé con ninguno, pero Prigioni, Delfino, Nocioni y Scola deben ser los líderes del 2013, para seguir con el recambio. Con ellos suben las chances de lograr resultados”.

Sobre los Juegos, el entrenador manifestó que “lo que más hubiésemos querido es volver con la medalla, pero nos sentimos contentos por volver a estar entre los cuatro mejores. Hay un desencanto lógico por no haber traído el bronce”.

“Hoy en el básquet está el Dream Team y luego España. En el tercer lugar, Argentina y Rusia están en igualdad de condiciones. Estuvieron los cuatro mejores equipos del mundo arriba”, analizó.

Y agregó que “siempre que se pierde o que se gana, se revisa todo. El balance lo vamos a hacer más adelante”.

En tanto el alero Luis Scola, una de las principales figuras del seleccionado de básquetbol de Argentina, comentó hoy que volvieron de Londres “con la frente alta, aunque algo triste”, tras haberse ubicado cuartos en los Juegos Olímpicos, luego de haber perdido el partido por la medalla de bronce.

“Pensábamos que íbamos a ganar la medalla y no se nos dio, así que volvemos con la frente alta pero tristes”, confesó el “Luifa” Scola, gran figura argentina y nuevo jugador de Phoenix Suns, enla NBA, tras haberse lucido varios años en Houston Rockets.

Scola fue figura en el partido que Argentina perdió ante Rusia por 81-77 y en el que estaba en juego la presea de bronce.

“Pasó muy poco tiempo y es difícil que pase el duelo. A veces se gana y a veces se pierde, esta vez nos tocó perder”, añadió Scola en tono analítico, en diálogo con Télam en el aeropuerto Ministro Pistarini, en la localidad bonaerense de Ezeiza.

El pivote porteño comentó que es prematuro efectuar un balance del torneo, aunque seguramente lo hará en los próximos días.

“Es difícil ahora hacer un balance del torneo, voy a descansar unos días antes de ir a Phoneix”, concluyó el “Luifa”.

El próximo objetivo del seleccionado será el Torneo de las Américas del año próximo, con sede a designar. Allí, Argentina buscará una de las cuatro plazas en juego para el Mundial de España 2014, con diez equipos en carrera y sin Estados Unidos, flamante campeón en Londres.

Fuente: Télam

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube