Ago 272012
 

Plantación de Algarrobos en el Oeste Formoseño

Formosa, como la primera provincia que firmó la adhesión al Proyecto Sustentable de Bosques en el Ecosistema Transfronterizo del Gran Chaco Americano, del que participan la Argentina, Bolivia y Paraguay, con el Centro de Validación de Tecnologías Agropecuarias (Cedeva) de Laguna Yema, el sitio piloto elegido, apuntala este ambicioso proyecto.

Se trabaja justamente en el manejo de los recursos naturales a fin de mejorar la calidad de vida de los pequeños productores, para lo cual se prevé recuperar áreas degradadas con especies autóctonas.

Es que se considera que este centro es uno de los que más han avanzado en el apoyo para la evolución de los pequeños productores, que con la tecnología y la genética que difunde está promoviendo el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes, así como de la hacienda y de la producción agrícola y forestal, sin causarle daños al medio ambiente.

Sobre las razones por las que Formosa inaugura la serie de acuerdos que involucra a otros estados provinciales (Chaco, Salta y Santiago del Estero, entre otros), se recordó que este emprendimiento comenzó a cobrar forma hace poco más de un año, cuando se reconoció aquí el sitio piloto más interesante, donde existen estructuras y donde ya se estaba trabajando un conjunto de líneas en función del cuidado del medio ambiente a través del Instituto Provincial de Acción Integral para el Pequeño Productor Agropecuario, del Ministerio de la Producción y Ambiente y el Cedeva, con los pequeños productores de la provincia.

Sobre el particular, se coincidió en que esta nominación para sumarse al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo del Medio Ambiente importa una suerte de apalancamiento de las actividades que el gobierno provincial ya lleva a cabo en el territorio.

Rubricaron el acuerdo el ministro de Producción y Ambiente, Raúl Quintana; el coordinador ejecutivo del Cedeva, Jorge Balonga, y el director regional de la Dirección de Conservación del Suelo y la Lucha contra la Desertificación de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, José Cueva. Se trata de un emprendimiento que responde a la sigla GEF (Global Environment Facility) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo del Medio Ambiente.

Todo se originó en un taller de trabajo que se hizo un poco más de un año atrás entre los técnicos de la Nación y consultores de Bolivia, en Laguna Yema, ocasión en la que se visualizó que el Cedeva era el organismo adecuado para desarrollar estos trece proyectos que involucra la propuesta y que se deben ejecutar entre el presente mes y agosto de 2015. La tarea está relacionada con la sustentación del medio ambiente a partir del reconocimiento de que el actor principal de esta gestión es el hombre de carne y hueso, a quien hay que ayudar para que se fortalezca; para que pueda vivir a partir de los recursos que genera, y para que pueda hacer un manejo sustentable de los recursos naturales que lo rodean.

Para que se ejecute este acuerdo el organismo nacional aportará US$ 340.000, que se irán desembolsando a medida que se vayan cumpliendo los planes de trabajo que fueron divididos en cuatrimestres. El proyecto tiene unidades de ejecución distribuidas en diversas provincias ubicadas geográficamente en lo que se conoce como el Chaco Americano, aunque el primero de los acuerdos para llevarlo a cabo es el que se acaba de firmar en esta ciudad.

El bosque nativo

Entre los aspectos a ser abordados para cumplir con las pautas de este convenio figuran la restauración del bosque nativo mediante el enriquecimiento de las especies lugareñas; el manejo silvopastoril; el manejo ganadero; la optimización de la producción ganadera tradicional de caprinos y ovinos aplicando tecnologías probadas por el Cedeva; la captación y el uso de agua, y los usos alternativos del bosque nativo, todas actividades relacionadas con los pequeños productores.

Además, se contempla el fortalecimiento del sistema de alerta temprana de eventos climáticos; establecer mecanismos y técnicas de comercialización de la producción; fortalecer el asociativismo de los productores mejorando la calidad de vida de los involucrados; recuperar las áreas degradadas mediante la restauración del bosque nativo con especies autóctonas; fortalecer la actividad apícola y la industrialización de la harina de algarroba, y formular un proyecto para la implementación de un área de reserva en propiedad privada.

Por otra parte, este trabajo de tres años busca promover el desarrollo de prácticas participativas para llevar a la acción el manejo sustentable de los recursos naturales forestales y forrajeros nativos del Chaco semiárido formoseño y el mejoramiento de frutos y follajes de especies leñosas aptas para el consumo del ganado, a través de técnicas consensuadas de manejo.

La gestión de los técnicos del Cedeva Yema incluirá el mejoramiento de los rodeos de ganado menor, a través de programas de sanidad, alimentación y la selección genética, así como la utilización del forraje herbáceo por intermedio de técnicas de manejo del bosque nativo, tendientes a aumentar la cantidad y la calidad de las pasturas y disminuir el área desaprovechada para el consumo por parte del ganado debido a la presencia de arbustos indeseables. Otra acción tiene que ver con la valoración del efecto de la suplementación forrajera invernal sobre la producción ganadera, evaluando los porcentajes de preñez, parición, destete y peso final de venta

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube