Ago 292012
 

“Acurrucados al Verde” de Clemar Morales

El plástico cordobés Clemar Morales, radicado desde hace muchos años en Formosa donde ejerció la docencia, expondrá sus obras a partir del próximo viernes 31 de agosto hasta el 10 de septiembre en el salón cultural de la Municipalidad de esta ciudad, en la esquina de Pringles y Rivadavia.

La muestra, para la cual invitó el intendente Fernando De Vido, será habilitada pasado mañana a las 21 horas con la denominación de “Horizontes”.

Morales nació en Villa Dolores, provincia de Córdoba en el año 1948 y desde muy joven se dedica a la pintura, habiéndo aprendido los secretos de la tinta y la acuarela del maestro español Ulderico Todó.Desde los dieciocho años de edad viene realizando muestras de manera periódica llevando más de sesenta en distintos puntos del país y en el exterior, poseen obras suyas coleccionistas locales y del exterior.

Es maestro Normal, profesor en Artes Visuales -dibujo y pintura- y profesor en Folklore.

Sus obras testimonian el paisaje que lo rodea, empleando técnicas variadas como tinta, lápiz, acuarela, tempera, acrílico y óleo.

Para su maestro, el pintor español Ulderico Todó “… Desde su primera muestra, Morales avanza por los caminos del arte sin vacilar, sin apresurarse, ávido de conocimientos, de emociones, de forma y de color…”
“Intérprete de la belleza que lo conmueve y que con sinceridad lo transmite a sus obras”, señalaba.

Por su parte, Arturo Cabrera Domínguez, colaborador del diario La Nación reconoce que “… Las obras de Morales, enseñan en sus obras los distintos rincones de la naturaleza, una hermosa y creadora reproducción, sin incurrir en la fidelidad de la fotografía. Campean en sus obras, hermosos colores armoniosos y fulgentes, vigorosos en la ejecución de sus óleos y acuarelas, que tienen una vibración tal, que se nos ocurre, que son un canto a la vida y a la dicha de contemplar y meditar el paisaje…”

Su amigo, el escritor y poeta Luís Horacio Argañaraz Capdevila, opina que Clemar Morales “… Maneja casi a la perfección los códigos de la composición y en su actualizada preparación aparecen recursos que interpretan con fidelidad el paisaje de este suelo y a ella se suma la fuerza interior transferida por sus sierras y valles cordobeses…”

“… Clemar Morales es paisajista por excelencia y su cometido como tal es transmitirse y transmitir al observador las vibraciones energéticas que aceleran el pulso y contagian el entusiasmo de lo bello y más que virtuoso, es un privilegiado porque es un don poder lograr creaciones del espíritu con el auxilio de herramientas y colores materiales…”, opinó Reynaldo Munitz, periodista, escritor y plástico formoseño.

Para la poeta y escritora Margarita Diez “Clemar Morales pinta con los colores del alma, busca en las profundidades de la misma y rescata la sutil poesía del artista auténtico, que hace aflorar toda la belleza del arte, en una eclosión de luz, colores y formas”.
Opina que “Los paisajes de Clemar inundados de verdes, ocres y amarillos transmiten a mi espíritu de poeta un placentero sosiego”.-

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube