Sep 192012
 

El pivot es una parte vital del plantel formoseño

El pívot formoseño Fabián Barraza irá por su segunda temporada en el TFB vistiendo la camiseta de Sarmiento. Es el de mayor experiencia en el equipo y tuvo cientos de batallas en un rectángulo de juego, “Siempre estoy ahí, que ya es el último año en mi carrera, pero vuelvo a pisar la cancha y vamos de nuevo”, dice el hombre de 2,05 metros que entre otros clubes supo vestir las casacas de La Unión de Formosa, Regatas de Corrientes y Quimsa de Santiago del Estero.

“Un año mas”, esa es una de las frases que se pueden escuchar de Barraza cada inicio de temporada. El amor por la naranja lo hace seguir, ya sea en el torneo local o bien en la tercera categoría del básquet argentino. Mas de la mitad de su vida la paso dentro de una cancha y hoy con sus 40 años es el mas respetado y experimentado del plantel formoseño. Apodado “el viejo” (por razones obvias), dice que aun “Me banco el entrenamiento, físicamente estoy muy bien”.

Si bien será su segunda temporada en el torneo con Sarmiento, Barraza hace mas años que está en la institución donde se ha dado el gusto de ganar los torneos locales desde que llegó a la vez que antes del TFB ha emprendido con el Taninero la vieja Liga C, “Para esta temporada hay muchas expectativas, se formó un lindo grupo, todos jóvenes excepto Félix Medina (risas al citar al base del equipo que detrás de Barraza es el mas grande en edad con 28 años y cada vez que estos dos jugaron juntos en algún elenco de los torneos de entrecasa, han salido campeones). Muchas ganas, las prácticas son duras y recién vamos a entrar en lo mas fino pero con las mismas ganas de siempre a pesar de que pasan los años”, dice Barraza.

Agregando que “Este es un equipo muy atlético, es lo que está demostrando en cada práctica, que va al frente y creo vamos a andar bien en la defensa que es lo primordial, lo importante; y vamos a andar bien, tengo toda la fe; además los puestos están todos bien cubiertos”.

En ese aspecto, en el de los puestos, hay que hacer un párrafo aparte puesto que esta temporada Barraza podrá tener un pívot natural como recambio y por ende podrá también realizar el entrenamiento junto a uno de su mismo porte físico, Franco Antonellini que llegó desde Instituto de Córdoba con sus 2,09 metros de altura. Al respecto dice Barraza que, “Es necesario (la llegada de Antonellini), prácticamente yo años atrás no tenía un recambio, y uno no puedo jugar 35 o mas minutos, es complicado porque hay que ir regulando pero esta temporada están bien cubiertos los puestos. En los mismos entrenamientos, es mucho mejor poder trabajar con alguien de la misma envergadura física”.

Llevan poco mas de una semana de entrenamientos con el entrenador en Jefe Gustavo Vega, “La idea es jugar un poco más sueltos, pocas jugadas, no tanta rigidez de hacer esto o aquello; Gustavo plantea tener tres o cuatro jugadas y después lo que es jugar por conceptos”.

Su experiencia y trayectoria le permiten ser palabra autorizada en cualquier momento del partido para opinar o exigir en buenos términos jugadas o ideas a sus compañeros, es decir, funcionar como un entrenador dentro de la cancha pero esto es algo que aun no lo seduce en demasía, “Por ahí algún detalle pero no demasiado. No me meto mucho pero si nos entendemos, después de tantos años juntos con Gustavo (Vega), Kike (Medina), Marcos (Sabaj) por ahí sabemos cuando apretar o decir las cosas y eso ayuda mucho”.

De los nuevos compañeros, hay uno del cual Barraza se acordaba particularmente o mejor dicho seguramente habrá sido Germán Chiarutini quien lo tenía en la memoria y el pívot formoseño lo explica de la siguiente manera, “Por ahí lo gastaba porque el año pasado Germán la estaba por volcar (NdeR: jugando para Atlético Gorriti de Jujuy), tenía el aro entre los dientes y lo tuve que cortar…la idea era que suelte la pelota, nos reíamos mucho”, dice.

Fabián Barraza, un hombre de básquet…un año mas y van.

 

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube