Sep 052012
 

El gobierno provincial acaba de concluir con la construcción de un moderno Centro de Cuidado Infantil “Pedro Benito López” en el barrio San Francisco, ubicado en la calle Obispo Scozzina, a treinta metros de Fortín Yunká. Allí se dispondrán de salas para bebés de 0 a 12 meses, de 1, 2 y 3 años, con sus respectivos sanitarios y docentes en cada aula, incluso baños acondicionados para personas con algún tipo de discapacitados.

Además, dispone de un amplio salón de usos múltiples con aire acondicionado, expansión hacia una  galería semi-cubierta dando al patio de juegos y recreación.

Hoy en día, el número de mujeres que trabajan fuera de sus hogares ha incrementado. Una gran cantidad de padres se ve en la necesidad de que sus hijos sean atendidos en centros de cuidados infantiles, para poder cumplir con sus responsabilidades laborales; es allí donde los dejan al cuidado del personal capacitado para que los atiendan y cuiden, además de proporcionarles la educación básica y necesaria en sus primeros años de vida.

El centro que tiene una superficie total superior a los 500 metros cuadrados se completa con cocina, lavadero, patio de servicios y tendedero, dirección y secretaria, y la sala de maquinas con acceso de servicio, cisternas y tanques elevados de 4ooo litros.

Apoyo al proceso de desarrollo

En este tipo de instituciones se dispone de todos los recursos humanos y elementos no sólo para la seguridad del pequeño, sino de apoyo en su proceso de desarrollo de aprendizaje, dando la posibilidad a los padres de trabajar sin preocupaciones y con la tranquilidad de que los niños se encuentran bien atendidos.

Además de “resguardar” a los niños, estos centros cumplen condiciones como asegurar una alimentación que cumple con las necesidades nutricionales del infante, inculcar en cada uno los hábitos higiénicos y cuidados personales, estimulación y motivación profesional para su desarrollo, impulsar la iniciación de las relaciones interpersonales en el niño y siempre mantener un clima armonioso y afectivo para así proporcionarle un desarrollo emocional estable; todo esto además de la parte técnica en la que se le debe ofrecer al pequeño la posibilidad de ir aprendiendo ciertas destrezas necesarias para facilitar su ingreso y adaptación al preescolar.

Por supuesto que todo ello en un ambiente emocional cálido y cariñoso, de estimulo y todo lo que haga a su mejor crianza.

 

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube