Abr 022013
 

En el marco de una reunión de trabajo y evaluación de los planes y programas que incluyen varias e importantes obras de conservación, manejo y la protección de los recursos hídricos, además de las propiamente dichas vinculadas a la de potabilización y distribución del vital líquido, se expuso que se cuantifica en más de un 200% el aumento de la producción de agua potable en los últimos nueve años en Formosa.

agua-nueva-planta

Fue expuesto por ejemplo sobre el “alto impacto” de la obra hidrovial de la ruta 28, la reactivación del riacho He He y una serie de emprendimientos hidráulicos que se ejecutaron en el cauce del riacho El Porteño,  señalándose que “se tratan de emprendimientos que ratifican el criterio gubernamental que la única garantía para garantizar el uso eficiente de los recursos naturales en general y del agua en particular es la planificación”.

Aquí los técnicos concluyeron coincidentes en que “ese criterio llevó a la provincia a crear consenso con los distintos sectores el plan estratégico de desarrollo denominado Formosa 2015, que  constituye el norte que guía el accionar colectivo y comunitario, y que entre otros resultados, podemos señalar que en los últimos ocho años aumento en más de un 200% la producción de agua potable en la provincia”.

Se resaltó que con todas las obras ejecutadas entre 2003 a nuestros dias se pasó de producir 88.451metros cúbicos a casi los 290.522 metros cúbicos diarios.

“En ocho años pudimos incrementar en un 217% la producción de agua potable en la provincia de Formosa”, fue enfatizado.

Tras aludirse a una recorrida de equipos técnicos y profesionales en materia de recursos hídricos por el interior, fue marcado que “son múltiples las obras de defensas, de almacenamiento, de canalización, perforaciones, potabilización y distribución de agua en pleno y eficiente funcionamiento al servicio del desarrollo humano y la producción, además de otras que se están ejecutando”.

 

La “cadena del agua”

Asimismo se aludió a lo que se ha dado en llamar “la cadena del agua”, estrategia a través de la cual se trabaja en la incorporación de modernos equipamientos de riego, a fin de eficientizar el uso del recurso”.

En este marco es que fue marcado la tarea que se han activado desde los centros de validación de tecnologías agropecuarias , conocidos como los CEDEVA, los cuales validan tecnologías de riego en Laguna Yema especialmente en agricultura y el de Misión Tacaaglé con la fruticultura subtropical, mientras que en el de Las Lomitas se experimenta con pasturas y forrajes.

Por ejemplo, muchos pequeños productores recibieron equipos de riego con los cuales iniciaron experimentar para ampliar las áreas de producción, sobre todo las que se destinarán a la frutihorticultura y también a la piscicultura, entre otros segmentos productivos que según sea la zona, tienen mayores potenciales.

Efectos beneficiosos

“Todos estos  trabajos- se añadió- que  han permitido entre otras cosas, según las condiciones climáticas, evitar la inundación de pueblos y parajes, poner en producción tierras que eran consideradas improductivas, al tiempo que más allá que se mantienen dificultades, hemos podido mitigar los efectos de las sequías que afectaron a importantes zonas de la provincia”, señalando que ese es un aspecto que se está tratando de resolver con importantes perforaciones y la incorporaciones de plantas desalinizadoras para algunas comunidades, entre otras estrategias más apropiadas según la región de que se trate.

No dejó de marcarse de  que se está trabajando tanto con aguas superficiales cuanto subterránea y en referencia a la utilización del agua dulce, se destacan dos principales ejes que garantizan el consumo humano y el abastecimiento al sector productivo.

Para tener en cuenta

A modo de señalarse alguna obras fundamentales que se han ejecutado para mejorar la oferta para el consumo humano, se mencionó, a modo de ejemplo, las  perforaciones que se realizaron con éxito en la zona oeste en el marco del “Programa Esmeralda”, algunas, a cuencas de 400 metros de profundidad, como el caso del acuífero Terciario y otras de entre 25 y 40 metros en el acuífero Tuyuyú, donde gran parte de la población está integrada por comunidades aborígenes.

También se incluyó a la nueva planta potabilizadora de nuestra ciudad capital, que es modelo en el país por su tecnología y su correspondiente red de distribución, la que permitió aumentar un 300% la capacidad de producción de agua, y atender a la demanda de los próximos 30 años; además de la hace poco habilitada en Pirane.

Por otro lado, se confirmó que se sigue mejorando el sistema de producción y distribución de agua potable en las comunidades aborígenes, como en La Primavera donde se ejecutó un acueducto de 7.500 metros que transporta agua a una cisterna de 250.000 litros desde donde se distribuye el agua en una red de 40.000 metros de cañerías y 460 conexiones domiciliarias, además de las redes de agua en Juan Bautista Alberdi, Qompi Sosa, Lote 21 y El Potrillo con una extensión hasta El Favorito.

 

Por ejecutarse

Para quienes siguen de cerca la problemática del agua en la provincia a resultas de las características de planicie del territorio y sobre todo para los productores del noreste y noroeste de la provincia el anuncio de la construcción de la presa de La Salada fue recibido por beneplácito por lo que significa para garantizar el vital líquido para el consumo humano y productivo.

La Salada tendrá capacidad para almacenar 160 hectómetros cúbicos de agua, aclarando que esa cantidad será adicional a la que se reserva en la obra hidrovial de la ruta 28. Se prevé beneficiar a una población de 80.000 habitantes y estar en condiciones de poner en producción 64.000 hectáreas.

Con esta obra se garantiza la disponibilidad de agua en otros dos cursos estratégicos: los riachos El Porteño y He He.

Otra obra largamente anhelada por la comunidad de Clorinda es la de contar con una nueva planta potabilizadora de agua. El gobernador Gildo Insfran confirmó que este año será licitada y que tendrá capacidad para producir 1.500.000 litros por hora.

Con esta planta se cubrirán, por 20 años, las demandas de los clorindenses.

A todo ello, se informó sobre el nuevo centro de distribución para General Mosconi , la nueva planta de Siete Palmas y el inicio de una obra similar en Laguna Naineck.

Agregó a ello la construcción de los acueductos Herradura-Tatané y barrio Nueva Formosa-Villa del Carmen, con un centro de distribución y la ejecución del acueducto entre Comandante Fontana y Bartolomé de las Casas.

 

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube