Sep 252012
 

El presidente de la FEF y vicepresidente de la CGE, Enrique Zanín, destacó la importancia que los actores principales de la banca que opera en el medio tengan la ocasión de transmitir de modo directo las particularidades de las líneas de crédito que existen para el pequeño y mediano empresario.

“Todos los que han participado de este encuentro conocen perfectamente bien cuáles son las normativas y como es la forma de presentación de las carpetas y por eso se han sumado los integrantes del Consejo Profesional de Ciencias Económicas porque consideramos que la parte técnica, con las decisiones emanadas por el Poder Ejecutivo central y la carta magna del banco Central, vamos a poder compartir esta nueva economía regional que muchas veces veníamos pregonando desde nuestras organizaciones.

“De allí que considere que se trate de un hecho histórico para todos los formoseños ya que implica que todas las  entidades bancarias, el gobierno de la provincia y el Consejo profesional de Ciencias Económicas vamos a trabajar en forma conjunta para bien de los empresarios formoseños”, expresó.

Por su parte, Néstor Lombardi, secretario general de la CGE, reconoció que el tema del financiamiento de las pymes es de vieja data y que la institución que integre ha visto con buenos ojos la decisión presidencial haya tomado cartas en el asunto, sobre todo con las últimas novedades que dan cuenta que Cristina Fernández ha ordenado el redireccionamiento de parte de los créditos.

Admite, sin embargo, que, como lo señalara Zanín,  nunca es suficiente el crédito porque se impone un aggioornamiento de parte de los bancos nacionales y provinciales a los cambios estructurales que genera la economía y que a nivel mundial, que exhibe cambios permanentes, demuestra que cambiar la dirección de los créditos, con tasas  no es cosa fácil.

Considera Lombardi que la banca privada no llega bien aún al empresario pequeño y mediano ni un rápido acceso a esas instituciones.

“Es lo que intentamos gremialmente cambiar y en eso creemos que hay que volver a trabajar en las leyes que regulan a nuestros bancos ya que consideramos que debería mucho más flexible el tema del financiamiento”, insistió.

Admite Lombardi que no les resulta fácil a los bancos bajar a la realidad actual de la Argentina porque ellos dependen de lo que califica como “las famosas normas de Basilea que los tiene encorsetados y no les permite acceder en forma muy fácil con  la requisitoria para que la gente pueda tener créditos blandos y deje de tener que llenar un sinfín de formularios, demasiado engorrosos e innecesarios”.

Aunque insiste en la necesidad de cambiar y que no se trata de una tare fácil, menciona que hace mucho tiempo  que se lucha por ese objetivo aunque entiende que si la sociedad lo sigue demandando y el gobierno nacional mantiene su apoyo se habrá de alcanzarlo.

“Tenemos una Argentina que está creciendo y que si hoy tuviésemos un financiamiento acorde a nuestra realidad, creceríamos mucho más rápido y los problemas económicos a nivel mundial los sentiríamos mucho menos y nos golpearíamos mucho más levemente”, subrayó.

Mostró su optimismo respecto del país porque el mundo demanda alimentos que aquí se pueden producir.”Además-añadió- los argentinos somos extremadamente maleables y está visto que nos adaptamos rápidamente a todo; el agro, la ganadería y los comodities así como los productos industrializados para generar mano de obra demanda que nos movamos más y perderle miedo a aquellos que intentan generarlo porque sienten que el cambio afecta sus intereses”.

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube