Sep 072012
 

En el marco del acto donde el gobernador Gildo Insfrán inauguró el Centro de Desarrollo Infantil “Padre Benito López” en el barrio San Francisco en esta capital, se ratificó la decisión acerca de que “este modelo provincial no tiene marcha atrás”.

Allí y ante una activa partición vecinal, el primer mandatario fue acompañado por el vicegobernador Floro Bogado, el jefe de Gabinete, Antonio Ferreira, el intendente Fernando De Vido, ministros del PE, legisladores nacionales, provinciales y comunales, habilitaron esta importante obra de fuerte impacto social que de inmediato recibe en sus salas a casi medio centenar de infantes al cuidado de un equipo multidisciplinario de profesionales.

El ministro de la Comunidad, Telésforo Villalba, expuso que a través de estrategias que se desarrollan en sitios como este CDI se brinda “amor y compromiso con las generaciones presentes y futuras que nos encamina a un pueblo grande y feliz”, afianzando “la búsqueda de nuestro pueblo hacia la trascendencia que garantice a todos un futuro de dignidad y equidad”

Señaló que “la inauguración de este centro pone a disposición de la comunidad la obra material, que puede verse y palparse, y que se puede ver como hasta rutinario en estos tiempos del modelo formoseño, pues sucede casi a diario en todo el territorio provincial. Pero esto no es por arte de magia, sino producto de la planificación, y no la obra por la obra misma, sino el cumplimiento de un mandato popular que da respuesta a las necesidades del pueblo formoseño, para ser más dignos, más libres, más desarrollados, más felices”, enfatizando que “detrás de cada obra material hay alma, espíritu y compromiso”

Evocó a que “desde 1986 este centro tiene una historia de amor”, destacando la labor de vecinos caracterizados del San Francisco por su gran compromiso social, como es el caso de Tito Policastr o Coronada Acosta que fue la primera responsable de esta institución, señalando en la misma línea el esfuerzo de vecinos, el mismo club San Martin, la parroquia y el colegio.

Explicò Villalba que en este CDI vienen niños desde los 45 días de vida a los 4 años, y todo lo que se les brinda es en forma libre y gratuita. “Aquí organizadamente y con la mejor disposición y atención reciben alimentación (desayuno, colación, almuerzo y merienda), se hace un seguimiento metódico de la salud y desarrollo de cada niño con profesionales de varias áreas”, señaló, para aludir en lo referente al desarrollo intelectual, que “en los tiempos de recreación se estimula con equipos de profesionales conocimiento y métodos a fin de despertar capacidades, sin descuidar a la familia que participa en forma activa en estos estímulos y trabajos que la comunidad requiere de cada uno”.

Dijo que “también se capacita a los padres que así lo requieran, fortaleciendo en acción los vínculos entre niños-padres, pues el amor no se puede sustituir con nada más que amor, y eso es lo que aquí se hace y se brinda”.

Comentó asimismo que “hasta hace no mucho, el sacrificio que hacen las madres PEC (Promotoras Educativas Comunitarias) era solamente un derroche de vocación, como solamente las mujeres de nuestra tierra lo pueden y siguen haciendo. Pero hoy, en un reconocimiento merecido del gobierno provincial, que muestra el alma de nuestro gobernador, ellas fueron jornalizadas con una retribución por su despliegue amoroso en el cuidado de los niños”.

Un párrafo aparte le dedicó Villalba al nombre impuesto al CDI: “Padre Benito López”. “Y en esto, la memoria de nuestra comunidad siempre es justa, porque es quien valora la historia y en ella a los hombres que la honran, y en esto el padre Benito siempre fue sinónimo de amor, servicio y lucha”.

“Podemos afirmar que aquellos sueños que desvelaban al padre Benito se están haciendo realidad. Es que esa misma lucha y servicio caracteriza al hombre que conduce los destinos de nuestra provincia, el gobernador Gildo Insfrán, quien nadie como él honra los valores de su pueblo”, enfatizó.

Finalmente, el, ministro de la Comunidad expuso que “los que todavía no entienden y esperan que esta marcha se detenga, los invitamos a que vengan, que nuestros brazos están abiertos a recibirlos, porque este modelo no tiene marcha atrás, está alimentado y fortalecido por el pueblo, tiene una organización ajustada a estos tiempos y una conducción con verdadero compromiso de liberación, grandeza y capacidad de generar el verdadero despegue de este pueblo que tanto esperó por este tiempo”.

Compromiso por los niños

La regente del CDI, Graciela Nuñez Ojeda, señaló que la obra habilitada “refleja el enorme compromiso de este gobierno a favor de los niños”, y que es fruto de “una planificación estratégica que tiene a la familia como núcleo de la sociedad y sitúa al hombre como centro de las acciones, por ello el acompañamiento desde los primeros pasos”.

Aludió a la activa participación a las familias y la comunidad en general a las acciones que allí se desarrollan. “Centros como este se encuentran en la ciudad y el interior, dando respuesta a una demanda social de madres que trabajan, brindando una atención integral a los infantes, con amor y ternura”.

Amelia Rodríguez, madre de dos niños que son asistidos en este CDI, destacó la labor de compromiso y amor de las promotoras comunitarias educativas, operadores sociales y todo el equipo de recursos humanos que trabaja en las muchas acciones muy buenas para nuestros hijos y que los ayuda en su crecer”.

Significó que “todo ello se corresponde con el lema sustentado por la Coordinación Provincial de Educación Infantil y Nutrición: Una casa, un hogar, un lugar para la integración en comunidad”, al tiempo de agradecer como lo hiciera también la regente al gobernador Insfrán “por seguir trabajando a favor de los más pequeños todos los días”.

[nggallery id=33]

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube