Ago 272012
 

La directora de Prestaciones de Salud, Cristina Mirassou destacó la exitosa estrategia en trabajar en la atención primaria de la salud.

“Una estrategia exitosa en trabajar en la atención primaria de la salud está reflejada no sólo en mejoras integrales en los indicadores, sino también en una serie de patologías prevalentes que se daban en zonas de la provincia y que ahora prácticamente se han extinguido puesto que no se detectan casos de las mismas hace ya varios años”, expuso como dato alentador la directora de Prestaciones de Salud, Cristina Mirassou.

“Existen resultados e indicadores que solamente se modifican a través de un trabajo efectivo en la prevención, promoción, de diagnostico precoz en lo que se llama la atención secundaria de las distintas enfermedades prevalentes”, expuso, para subrayar que “en los últimos años esto dio como resultado patologías que ya no aparecen”, mencionando entre ellos a la “meningitis tuberculosa, la misma tuberculosis que tenía una mayor prevalencia en el departamento Ramón Lista y que ahora se ha producido un descenso muy importante”.

Para graficar el nuevo escenario, indicó que los jóvenes que ahora están en la zona “ya no han visto varias patologías que antes se daban y que incluso eran causa de muertes”, señalando que las epidemias de sarampión y el tétano neonatal, no se ven hace mucho tiempo, incluso en regiones como la de Pozo del Tigre desde el 2008 no se dan nuevos casos de tuberculosis.

Expuso que asimismo que “la mortalidad infantil, sobre todo en zonas donde las tasas eran elevadas caso el departamento Ramón Lista, el descenso ha sido notable. En este sentido se viene dando una baja constante y valores diferentes según sea la zona de que se trate”.

Dijo Mirassou que lo mismo se verifica en otros indicadores, como los vinculados a la salud de la mujer, diciendo que a través de estrategias como la de la “planificación familiar y el uso de los anticonceptivos hemos logrado modificar la multiparidad. Vemos que el patrón de uso de la planificación familiar está dado en espaciar los nacimientos, se da una disminución muy importante -superior a los 5 puntos- en los últimos cinco años de madres de cuatro y más hijos, aunque se mantiene la tasa de natalidad y el embarazo adolescente, por eso lo referente a la educación sexual integral en las escuelas es muy importante”, expuso.

Es decir de mujeres que han tenido cuatro o más chicos, que “en los últimos años ha bajado del 26 al 20,5%”. Es decir que luego de un parto, hay un lapso mayor de tiempo para un nuevo embarazo.

Aludió a que también se viene progresando en cuanto a la pesquisa de una enfermedad como el cáncer de cuello de útero, para lo cual los PAP son fundamentales, algo que se pudo avanzar incluso en las comunidades aborígenes a partir de contar con estos centros de salud que les brinda mayor privacidad a las mujeres. Comentó que se han detectado de manera precoz casos de cáncer de este tipo y se les efectuó el tratamiento correspondiente, incluso una de esas pacientes aborígenes junto a la pastora de la comunidad dio testimonio ante otras mujeres con lo cual se hace una interesante promoción que ayuda a que se puedan hacer más Papanicolau.

Cambios de hábitos

Señaló que incluso se produjeron cambios de hábitos, modos de vida mucho más saludables que han contribuido a modificar de manera drástica una serie de indicadores sensibles.

Tras ponderar los nuevos centros de salud habilitados, en parajes y colonias de todo el interior, todos ellos de similar infraestructura, equipamientos y recursos humanos que “son una cabal expresión de la política de salud del gobierno provincial que como estrategia estableció reforzar el primer nivel de atención”.

Evocó que “antes se usaba otras definiciones, ya que se les decía salas de primeros auxilios o salitas, que en el imaginario de la gente eran para esperar atender a un enfermo o accidentado, es decir estaba en función a una enfermedad”, para aludir que ahora, lo centros de salud “están concebidos de otra manera, otra estrategia, ya que tiene que ver más con el cuidado de la salud de las personas. El agente sanitario o enfermero no se sienta a esperar a que venga un enfermo o que ocurra la dolencia o el accidente, sino que junto a todo el equipo de salud que depende del hospital distrital, se programan actividades para los controles a los niños, embarazadas, calendario de vacunas, las que en este momento son 16 distintas que previenen igual número de patologías”.

Sin embargo advirtió que “el progreso también trajo aparejado otros problemas, como los accidentes de motos y adicciones como el alcoholismo”, para lo cual se trabaja en articular acciones de prevención con las escuelas. “Coordinar con la educación es de gran valor en la prevención y promoción, dado que son los chicos y jóvenes los más receptivos para cambios de hábitos y adopción de medida saludables, para lo cual también se disponen de casi medio millar de maestros especiales en la modalidad aborigen en toda la provincia y otro número importantes de agentes sanitarios indígenas,” por lo que instó a sacer provecho de estos recursos humanos para fortalecer la estrategia sanitaria.

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube