Nov 222012
 

El seleccionado argentino, con mayoría de jugadores del medio local, perdió 4 a 3 por penales, luego de ganar 2 a 1 en los 90 minutos, con Brasil, que se adjudicó el “Superclásico de las Américas”.

Los goles argentinos fueron convertidos por el delantero Ignacio Scocco, a los 36 y 44 minutos de la segunda parte, el primero de tiro penal, mientras que Fred había logrado la igualdad transitoria a los 38m.

El cotejo de ida había sido ganado por Brasil 2 a 1 el pasado 19 de septiembre en Goiania. El encuentro de vuelta debía jugarse el 3 de octubre en el estadio Sarmiento de Resistencia, en la provincia de Chaco, pero fue suspendido -con los jugadores ya en la cancha esperando para comenzar- por falta de luz.

Comenzó mejor el visitante, plantado en campo argentino, con presión en el mediocampo y algún destello del hábil enganche Thiago Neves, aunque esos intentos carecieron de profundidad ante el equipo dirigido por Alejandro Sabella, que lució estático y expectante.

Cuando Argentina (que hoy utilizó un esquema táctico 3-4-1-2 alejado de los cinco defensores que intentó ubicar en cancha Sabella en el Chaco) había mejorado, al menos en el dominio territorial, con Walter Montillo pidiendo la pelota como enganche y buscando espacios al ras del piso, la brillantez de Neymar, con una réplica a pura velocidad, casi le da la ventaja a Brasil, hacia los 12 minutos.

Montillo, dueño de cada pelota parada, sorprendió a los 15m. cuando todos esperaban el centro y su remate se fue cerca del ángulo derecho de Diego Cavalieri.

De a poco, Juan Manuel Martínez empezó a lastimar con su destreza y habilidad por la derecha y a los 24m., tras un centro de Lisandro López, el ex delantero de Vélez definió con una pirueta apenas al lado del palo izquierdo brasileño.

El primer susto para Agustín Orión fue a los 28m., tras una apilada personal de Neymar y un disparo débil de Paulinho, que tras un desvío en Leandro Desábato, fue enviado al córner por el arquero de Boca Juniors.

Mientras justamente el público `xeneize` se olvidaba del partido discreto que presenciaba y cantaba desde la popular local por su equipo, Neymar quedó solo frente a Orión y definió por arriba del travesaño, a los 33 minutos.

Otra vez Brasil le tomó el tiempo al mediocampo argentino, le sacó la pelota y se aproximó con peligro con un tiro de Thiago Neves cerca del poste derecho a los 37m., con un equipo dueño de casa demasiado `largo` y sin sociedades futbolísticas.

Se fue el primer tiempo frío como el ambiente que lució La Bombonera, con esporádicas intenciones de Montillo y Martínez en Argentina y el orden táctico en el medio y algún destello de Neymar en los dirigidos por Mano Menezes.

Luego del descanso, que duró 22 minutos, Argentina, conciente que el empate no le alcanzaba para llevarse la Copa o al menos obligar a la definición por penales, buscó de entrada y Martínez no pudo definir, tras una precisa habilitación de Pablo Guiñazú.

Sin embargo, esa intención inicial quedó en amague. Brasil salió rápido del asedio y jugó el partido al ritmo que le convenía, dándole al público un espectáculo aburrido, ante un estadio que en ese momento lucía con mejor concurrencia que al comienzo.

Sabella intentó darle más dinámica al ataque con el ingreso del goleador del torneo Inicial, Ignacio Scocco, quien hizo su debut entrando por el estático Hernán Barcos, de pobre labor.

A los 36m. Martínez volvió a utilizar su velocidad para desequilibrar en el área rival, fue derribado y Scocco, desde los doce pasos, con un remate fuerte contra la derecha, consiguió la ventaja.

Cuando la llave parecía que se definiría en los penales, Fred aprovechó, dos minutos después, un rebote tras un centro desde la derecha y volvió a empardar el resultado.

Todo lo que no brindaron en el resto del partido, apareció sobre el final. A los 44m., otra  vez Scocco, apareciendo por izquierda después de una jugada lucida de Montillo, definió cruzado y bajo para obligar a una definición con los remates desde los doce pasos.

Luego de ganar por la mínima llegó el turno de los penales. En los disparos claves fallaron dos de las mejores figuras argentinas, Martínez y Montillo, y Brasil se llevó la Copa, como sucediera el año pasado, tras los partidos jugados en Córdoba y Belem.

Fin de año positivo para el seleccionado argentino, que lidera las eliminatorias sudamericanas, con miras al mundial de Brasil 2014 y una prueba ante un rival exigente que trajo a gran parte de la base que mostrará en la cita ecuménica.

– Síntesis –

Argentina: Agustín Orión; Lisandro López, Sebastián Domínguez y Leandro Desábato; Gino Peruzzi, Francisco Cerro, Pablo Guiñazú y Leonel Vangioni; Walter Montillo; Juan Manuel Martínez y Hernán Barcos. DT: Alejandro Sabella.

Brasil: Cavalieri; Lucas Marques, Réver, Durval y Fábio Santos; Arouca, Paulinho, Ralf y Thiago Neves; Neymar y Fred. DT: Mano Menezes.

Goles en el segundo tiempo: 36m. y 44m. Scocco (A), el primero de penal; 38m. Fred (B).

Cambios en el segundo tiempo: 17m. Carlinhos por Fabio Santos (B), 22m. Ignacio Scocco por Barcos (A) y Jean por Arouca (B), 28m. Bernard por Lucas Marques (B) y 41m. Oscar Ahumada por Cerro (A)

Amonestados: Guiñazú (A), Rever y Fred (B).

Definición por penales: Argentina 3 (convirtieron Domínguez, Scocco y Orión. Atajado: Martínez. Desviado: Montillo)-Brasil 4 (convirtieron Thiago Neves, Jean, Fred y Neymar. Atajado: Carlinhos)

Arbitro: Enrique Ossés (Chile).

Estadio: Boca Juniors (La Bombonera).

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube