Sep 152012
 

Para las 9 de esta mañana se anticipa la presencia de altas autoridades provinciales en la localidad de Lucio Mansilla, para compartir con los lugareños el 85 aniversario de la sureña comunidad.

A esa hora y luego que el jefe comunal lugareño, Milber García, reciba a la comitiva oficial, se dirigirán a tomar parte del acto central donde se desarrollara un importante desfile, además del homenaje a viejos productores arroceros y la entrega de premios a quienes sobresalieron en las diferentes competencias que se organizaron dentro del programa de festejos.

Para el mediodía en el camping municipal se compartirá un asado criollo, el que será animado por grupos folklóricos y también exhibiciones de la división Canes y Montada de la Policia.

Mansilla, cuenta en su zona urbana con más de cinco mil habitantes. Se agrega a ello cinco poblaciones rurales como ser: Potrero de los Caballos, Banco Payagua, Isla Guayacán-ty y Colonia Fotheringham (Colonia Cano).

Hacia el año 1905, una familia de españoles con algunos hijos argentinos, dejaron Colonia Gandolfi (Chaco), para instalarse en la costa norte del Río Bermejo, en su margen izquierda, a unas diez leguas de Colonia Cano.

Tras recorrer el lugar deciden quedarse y ubicar allí un establecimiento ganadero, que ocupaba 2.345,75 hectáreas en la Reserva para la Colonia Agrícola Ganadera Río Bermejo.

Este campo en su parte norte y céntrica es un lecho de cañadas y esteros, hacia el este y norte, en forma de oasis, en la parte sur lindante con el Bermejo, de tierras onduladas, altas y aptas para la agricultura.

Don Luciano García, vivió en ese lugar con su esposa Marcela Romero y ocho hijos.

A partir de finales de la década del ’40 y principios del ’50, los nuevos pobladores llegados que se sumaron a los ya existentes fueron: Don Felix Leguizamón, quien vivía con su concubina y dos peones, Doña Joaquina Gamarra, quien vivía con sus seis hijos. Don Juan Leguizamón, quien vivió con su esposa Felisa Barrios y cuatro hijos. También había llegado Don Honofre Amarilla entre otros.

Hacia 1955, la población ya había progresado bastantes contando con unas veinte familias, incluyendo el Pigó.

Pero lo que verdaderamente contribuye al afianzamiento de la población, fue el establecimiento de las comunicaciones regulares entre Formosa y Chaco, gracias al trazado definitivo de la ruta Nacional Nº 11. Este proceso dio el empuje decisivo a la población de KM 60 NRB, para su evolución. Sumado a los preparativos para la construcción del puente, en 1958, año en que fallecen Don Braulio García y su esposa.

Las construcciones posibilitaron la llegada de muchas más familias, de los empleados y de quienes veían en la población buenas posibilidades futuras.

Este crecimiento movió en los vecinos la lógica preocupación por la educación de los niños, por lo que elevaron un petitorio. Así el 30 de Diciembre de 1957, se procedió a la inauguración de la escuela Nº 1 de Formosa, siendo su Director, el maestro Héctor Juan Sorsaburu.

 La economía era básicamente ganadera, principalmente se explotaba el ganado vacuno, dos familias criaban ovejas y el ganado caballar se utilizaba para el trabajo de campo.

Con respecto a la agricultura, en su primer momento se sembraba para consumo interno, maíz, batata, mandioca, en la década del ’50 se cultivó algodón. Pero sin dudas que en los últimos años, la producción arrocera se ha impuesto, para lo cual el mismo gobierno viene haciendo un importante aporte en obras de recursos hídricos, energéticas y políticas especificas colocando al segmento en un creciente desarrollo, al punto que el arroz de Mansilla ha llegado a mercados de otros países.

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube