Oct 052012
 

El ministro de Justicia y DD.HH. aclaró que sólo el propio testigo puede solicitar estar en el programa o un requerimiento judicial. Alfonso Severo, testigo clave del caso Ferreyra desapareció ayer.

El ministro de Justicia y DD.HH., Julio Alak.-

Alak aseguró que “no fue solicitado ni por la Justicia ni por la familia de Severo la inclusión del testigo en el programa de testigos protegidos”.

En declaraciones televisivas, el ministro aclaró que una custodia policial no es lo mismo que estar incluido en dicho sistema porque “no hay protección para los traslados a otras provincias, cambio de su identidad y de su situación laboral”.

Se refirió de ese modo a la denuncia por desaparición de Severo, cuya investigación quedó a cargo del fiscal Elvio Laborde, titular de la Unidad Fiscal de Investigaciones N°3 de Avellaneda -correspondiente al departamento judicial Lomas de Zamora-, con auxilio de la Policía bonaerense.

“En el caso de Mariano Ferreyra hay varios testigos que están dentro del Programa que fueron pedidos por la Justicia y, en algunos casos, en forma personal”, precisó el ministro de Justicia.

En ese sentido, Alak recordó mediante un comunicado que el Programa “estuvo a disposición de todos los testigos de la causa” por el asesinato de Ferreyra “desde el inicio de la misma y que son numerosas las personas que por orden judicial y propia voluntad fueron incluidas” en el mismo.

Con respecto a la inclusión de un testigo, señaló que “la Ley 25.764 prevé especialmente que no se puede incluir a una persona en un programa de protección de testigos en contra de su voluntad, sin su consentimiento y sin requerimiento de la autoridad judicial”.

Severo debía declarar este mediodía en el juicio oral por el asesinato del joven militante del PO, Mariano Ferreyra -como testigo clave contra el titular de la Unión Ferroviaria, José Pedraza y otros acusados- pero su paradero se desconoce desde ayer a las 23, cuando familiares tuvieron el último contacto con él.

El ministro agregó que, en su momento, Severo denunció daños en su vivienda y obtuvo custodia de la Policía bonaerense.

El Ministerio de Seguridad dispuso un alerta de búsqueda nacional del testigo por parte de las fuerzas de seguridad federales.

Fuente: Télam

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube