Ago 172012
 

Ingenieros Ricardo Vailati , Oscar Colque y José Villarreal del Centro de Validación de Tecnologías Agropecuarias de Misión Tacaaglé, quienes fueron atendidos por la gerente de producción, Ing. Agrónoma Luciana Imbrogno.-

La Biofábrica Misiones S.A. (BIOMISA) y el Centro de Validación Tecnologías Agropecuarias de Formosa firmaron un convenio de intercambio para potenciar y mejorar el cultivo de bananas así como también para el desarrollo de un hongo que permita la destrucción del picudo del banano que produce daños en los tallos de los cachos provocando su caída y la consiguiente pérdida económica para los productores.

Por medio de este acuerdo los técnicos de BIOMISA aportarán sus conocimientos de laboratorio para la multiplicación de los plantines, mientras que desde el CEDEVA brindarán capacitación en el manejo de campo para el mencionado cultivo.

Durante la firma del convenio el presidente de BIOMISA, Luis Jacobo, aprovechó para destacar la importancia de este emprendimiento y mostró su satisfacción por la posibilidad de prestar servicios y compartir conocimientos con provincias vecinas.

Por su parte, el ingeniero Jorge Balonga, coordinador de los CEDEVA, comentó que el objetivo de este acuerdo es buscar la mejor variedad banana para la región productora que comprende algunos estados del sur de Brasil, Paraguay y la Argentina.

“Se necesita tener una banana de calidad. Lo que pretendemos es que juntos logremos material reconocido por su sanidad y su capacidad productiva”, apuntó.

Prácticas de Laboratorio

El convenio entre el CEDEVA Misión Tacaaglé y la Biofábrica incluyó la etapa de capacitación a los profesionales de Formosa en el proceso de micro-propagación de banano, con diferentes encuentros en el laboratorio del complejo ubicado en el Parque Tecnológico Misiones.

Además, se consideró acerca del manejo a campo de los cultivares de banano abordado, específicamente, por los ingenieros Ricardo Vailati , Oscar Colque y José Villarreal del Centro de Validación de Tecnologías Agropecuarias de Misión Tacaaglé, quienes fueron atendidos por la gerente de producción, ingeniera agrónoma Luciana Imbrogno.

También trataron sobre el desarrollo de un hongo para combatir al picudo del banano en base a un nuevo acuerdo celebrado por los directivos de Biofábrica Misiones SA con el coordinador ejecutivo de CEDEVA, ingeniero Jorge Balonga, quien rubricó el convenio para realizar estas prácticas de laboratorio.

Durante tres días, los profesionales de Biofábrica Misiones ofrecieron el curso sobre Buenas Prácticas de Laboratorio Orientado al Cultivo de Tejidos Vegetales para investigadores, técnicos y estudiantes de carreras afines.

La concurrencia al curso dejó en claro la relevancia a nivel nacional e internacional del mismo.

Los participantes se mostraron satisfechos y con las expectativas colmadas por la calidad y cantidad de los contenidos ofrecidos, por la utilidad de los mismos en sus áreas de desarrollo laboral y por la organización.

Bajo la coordinación de la licenciada Verónica Rodríguez y con el apoyo de RedBio, la Biofábrica misionera llevó a cabo el Curso de Buenas Prácticas de Laboratorio Orientado al Cultivo de Tejidos Vegetales.

La convocatoria se realizó a principios de julio y antes de finalizado el mes ya se había completado el cupo, por lo que fue necesario hacer una segunda inscripción y comenzar a organizar la edición II.

Participaron de la capacitación profesionales de diferentes instituciones tales como el Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (Paraguay), CEDEVA Misión Tacaaglé (Formosa), Establecimiento Las Marías (Corrientes), INTA-EEA Famaillá (Tucumán), INTA Centro de Investigaciones Agropecuarias (CIAP) y el Instituto de Patología Vegetal (IPAVE), ambos de la provincia de Córdoba, Laboratorio Cría de Nemátdos (INTA Montecarlo – Misiones), Desarrollos Madereros S.A. (Paraguay), ente otras de Buenas Aires, Entre Ríos y de España.

La apertura estuvo a cargo del gerente general, José Cabral, quien explicó que este curso busca socializar las tecnologías y métodos de trabajo empleados en las técnicas de micropropagación, con la experiencia de 6 años de trabajo y con el respaldo de la certificación de la Norma ISO 9001.

El curso tenía previsto cumplir con ciertos objetivos fundamentales como establecer los principios básicos con los que se debe trabajar en un laboratorio para alcanzar un nivel adecuado de organización, aplicar las Buenas Prácticas de Laboratorio (BPL) al trabajo diario contribuyendo a mejorar la calidad en el servicio y otorgar a los participantes nociones de BPL como requisito básico para la implementación de un Sistema de Gestión de Calidad (SGC).

 

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube