Sep 252012
 

Como consecuencia de haber finalizado el plazo otorgado oportunamente por las autoridades competentes para que las motocicletas en nuestra ciudad circulen, sin chapa patentes colocadas, es que decenas de usuarios de la vía pública concurrieron a la sede de la Defensoría del Pueblo al habérseles secuestrado los motovehículos y labrándoseles las correspondientes actas de Infracción.

Desde el Organismo de la Constitución se expresó que “cada una de las motos que circulan por nuestra ciudad, deben tener el número de dominio y además los conductores hacer uso del casco protector, circulando también con todas las documentaciones necesarias, puesto que así lo establece la Ley Nacional de Tránsito Nro. 24.449 a la cual está adherida la provincia”.

Se recomendó a todos los consumidores que adquieran una moto, exijan no solamente el boleto de compra venta, la factura original, el certificado de fabricación, el certificado de garantía, el formulario 01, la unidad debe ser entregada luego de su inscripción en el Registro de la Propiedad del Automotor, conforme a la Resolución 1116/06 del ministerio de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo y por último exigir también la entrega del casco de seguridad, que debe estar incluido en el precio final de la unidad y además el mismo debe poseer la etiqueta de Certificación de Calidad bajo Normas IRAM-AITA 3621.

El Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca, expresó que toda la ciudadanía debe colaborar con los operativos de control vehicular que se vienen llevando adelante en forma coordinada por el ministerio de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, el Consejo de Seguridad Vial, la Policía de la Provincia, la Municipalidad y la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario.

“Ante esta nueva situación de hecho, también varios propietarios de motovehículos de esta ciudad y el interior se acercaron a esta Defensoría del Pueblo, exponiendo sobre casos en que ya cancelaron la totalidad del boleto de compra venta y en una situación complicada; deliberadamente pensadas para la gente, en la que intervienen casas comerciales, gestores, y otros, terminan negándose a entregar las documentaciones a la que están obligados los vendedores y los consumidores finalizan no obtienen  los formularios 01 para realizar los trámites correspondientes”, expuso.

En todos estos casos, se sugirió concretar la denuncia ante la subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario, sito en José María Uriburu 208 a los fines de que se apliquen las normativas vigentes, tanto Nacionales, Provinciales como Municipales, pudiendo hacerlo también en la sede de la Defensoría del Pueblo en Padre Patiño 831 de lunes a viernes, en horario matutino como también vespertino.

Finalizó el Organismo de la Constitución, que todas estas acciones que se llevan adelante, para proteger la integridad física y la vida de quienes transitan nuestras calles y también para facilitar a las Autoridades del Orden, el esclarecimiento de hechos delictivos que puedan producirse en relación a los motovehículos, se señaló como importante que algunas casas comerciales, “ya hayan dispuesto, no entregar las motos al ser adquiridas, sin estar patentadas”, para lo cual se pidió a los clientes esperar el término que les manifiesten los vendedores.

En esta línea de negocios, también quedan comprendidos los que como se dijo, ya terminaron de abonar y dentro del precio final de la unidad, también financiaron todos los gastos incluidos el de patentamiento, cometiéndose aquí abusos por ciertos comercios, en no reconocer esta situación y pretender cobrar nuevamente, algo que sus clientes han pagado y que deben cumplir inexorablemente para no ser denunciadas y sancionadas.

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube