Ago 282012
 

El Ministro de Planificación, Jorge Jofré junto a la delegación de académicos de la Universidad Tecnológica Nacional de Resistencia

La importancia que reviste para la provincia, sobre todo para los municipios de distintos puntos del interior, la formación de recursos humanos en la Tecnicatura en Equipos Viales, Mineros y Agrícolas que se dicta en Vialidad Provincial fue destacada por una delegación de académicos de la Universidad Tecnológica Nacional con sede regional en Resistencia que se entrevistó con el ministro de Planificación, Jorge Jofré, a quien le manifestaron el propósito de acrecentar su presencia en la provincia.

Estuvieron la decana de la facultad, ingeniera Liliana Cuenca Pletsch; el secretaro académico, ingeniero Fernando Soria ; el director general de Gestión Académica, profesor Edgardo Arriola , todos ellos acompañados por el coordinador del Centro de Capacitación de la DPV y de la tecnicatura que se está dictando desde marzo en esta ciudad, Gustavo Vera.

La decana destacó el carácter federal de la Universidad Tecnológica con 29 facultades regionales distribuidas en el país y que la Regional Resistencia es la única ubicada en el nordeste, aunque reconoció que con anterioridad no se había registrado una expansión hacia Formosa.

Indicó que el contacto con Vialidad Provincial con una demanda específica que se podía cubrir desde allí representó una oportunidad de aportar a la formación de recursos humanos en Formosa.

Específicamente en lo que atañe a la Tecnicatura en Maquinas Viales y Agrícolas aprecia que es una demanda que viene cubrir un nicho que no estaba contemplado por ninguna otra institución y que está formando recursos humanos no solamente para la DPV sino para todas las empresas que requieran el aporte de los futuros técnicos.

El aporte concreto de la UTN es el plan de estudios reconocido ya a nivel nacional; la coordinación desde Resistencia trabajando en forma conjunta con los organizadores locales de la tecnicatura; la selección de los docentes y todo lo concerniente a la orientación académica de la carrera.

Sobre el aporte que los graduados habrán de brindar a la provincia, señaló que vienen a cubrir una demanda insatisfecha que no solamente se plantea en Formosa sino también a nivel nacional en el sentido de que los técnicos encargados de la operatividad de los equipos viales iniciarán en breve su paso a la pasividad y no ha habido un recambio generacional importante.

“Hoy lo que estamos ofreciendo- subrayó- es una capacitación de mayor nivel que la que tuvieron quienes los anteceden en estos lugares y tratando de incorporar tecnología que haga que, además, aquellos que se incorpore al manejo de un equipo vial ya lo hagan con horas de práctica y con una seguridad para no ocasionar daños en las maquinarias así como también las situaciones derivadas ya que se da el caso que una conducción inadecuada puede llegar a generar hasta la pérdida de vidas humanas”.

La ingeniera Cuenca Pletsch admitió que tienen previsto ampliar la oferta de la facultad siempre que no entre en conflicto con otras de carácter local ya instaladas aquí, no solamente con el dictado de carreras sino también de cursos de capacitación y de post grado, para aportar a la formación continua de quienes ya tienen un título o un oficio.

Pondera el regreso del interés por la educación técnica por mucho tiempo ausente en el país, atribuyendo esa circunstancia al proceso de industrialización del país y la necesidad de tecnificación, consignando que “la desindustrialización generó que menos estudiantes optasen por carreras tecnicaturas o ingenierías porque no veían un futuro en ese sector; hoy hay un proceso inverso donde se industrializa el país y las regiones pero no hay suficientes ingenieros ni técnicos para cubrir la demanda”.

En tal sentido, refiere que hay un gran trabajo en este momento de la secretaría de Políticas Universitarias de la Nación con la universidades con carreras de ingeniería para trabajar, por un lado en despertar vocaciones tempranas, es decir seducir a los futuros estudiantes universitarios para que elijan y adopten nuestras carreras y sepan que tienen futuro y que, además, son apasionantes porque muchas veces en el imaginario de los estudiantes secundarios una carrera técnica o de ingeniería demanda mucho tiempo o es aburrida.

“Por eso trabajamos para que hacerles ver que estas carreras al tener que aplicar el ingenio para resolver problemas hacen apasionante el día a día y que no todos los días ni los desafíos sean iguales”, explicó para expresar que “representa un verdadero placer que se trabaja en universidades que están formando profesionales para el país y para las regiones donde están insertas y no para que se vayan y sigan enriqueciendo a los países del primer mundo o se vayan de nuestras provincias a mejorar aún más las condiciones de las provincias que ya son ricas”.

El ingeniero Soria, por su parte, hizo referencia a la posibilidad de que se incorpore como parte del equipamiento que utilizan los estudiantes de la tecnicatura que se dicta en la DPV un simulador que le permite reaccionar frente a los múltiples planteos que surjan de la conducción de una máquina sin necesidad de contar con un acompañante que le vaya indicando que es lo que debe hacer.

“El simulador permite, además, definir cuáles son las mejores opciones para resolver situaciones adversas que se puedan plantear y en función de ello sacar la mejor capacitación, es decir nos da la posibilidad de contar con recursos humanos con horas-máquina antes de subir la máquina”, expuso.

El profesor Arriola, por su parte, mencionó que en la tecnicatura que se dicta en la DPV cursan 58 alumnos y admitió que cuando se organizó la cerrara aguardaban un cupo de interesados de entre 60 y 70 alumnos aunque finalmente los aspirantes fueron más de 300, de los cuales quedó un centenar en condiciones de cursar tras el dictado de un curso introductorio.

Mencionó que arrancaron 78 alumnos y tras el dictado del primer cuatrimestre y el inicio del segundo están quedando 58, destacando que todos ellos, según una encuesta realizada, manifestaron que cursan la tecnicatura- de dos años de duración-por interés y no porque les ofrecía una salida laboral a corto plazo.

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube