Oct 112012
 

El jefe de gabinete de ministros del PEP, Antonio Ferreira, considera que uno de los aspectos mas incidentes en la recreación del modelo formoseño para el desarrollo provincial ha sido el del rencuentro con la identidad cultural propia para lo cual el gobernador Gildo Insfrán logró transmitir las ideas y principios que permitieron que los formoseños pudiesen jerarquizar su autoestima y sentido de pertenencia.

Ferreira dirigió unas palabras al público presente en la presentación del Manual de Geografía realizado íntegramente por profesores formoseños .-

El funcionario transmitió esas consideraciones al completarse la presentación del Manual de Geografía de Formosa, realizado  íntegramente por profesores formoseños que trabajaron durante dos años en esta publicación -que ya está al alcance de los responsables de los niveles inicial, primario, secundario y terciario de la enseñanza- y que implica una natural reactualización y readecuación de los contenidos curriculares.

Opinó Ferreira que la verdadera pedagogía, necesaria para la transmisión de estos conocimientos, y que le conviene a los alumnos es aquella que surge de la relación que existe con la historia, los principios y la realidad para fortalecer la cultura propia.

Según su criterio el verdadero pedagogo es aquel que ha logrado acopiar los conocimientos técnicos y científicos  esenciales que les son transmitidos por el propio pueblo.

“No es lo mismo que enseñar en Brasil o España que hacerlo en Formosa”, planteó para significar que los docentes en este quehacer se convierten en los científicos, por ejemplo, para esclarecer  sobre la realidad del Pilcomayo, sin el cual hay zonas donde no habría  bañados y riachos que no existen en otros lugares y que aquí tienen relación directa con la existencia de vida.

“Eso es lo que debemos transmitir a los docentes, a los alumnos, a los amigos y a nuestros vecinos”, sugirió para significar que la importancia de lo que se está concibiendo se proyecta mucho más allá de las responsabilidades docentes porque interpreta que es de competencia colectiva como ciudadanos formoseños y como seres humanos lo que pone en evidencia que se trata de un tema que trasciende a los que probablemente sea abordado como algo sectorial y al lugar donde están radicados.

Ferreira hizo referencia, además, a lo que enmarca todas estas políticas y líneas de trabajo que se están articulando en todos los sectores de la vida comunitaria como parte de un modelo, reconociendo que hay algunos formoseños que todavía lo niegan.

“Pero si no existiese el modelo no habría tanta  armonía en la construcción de las cosas, de las regiones, la de los pueblos”, expresó.

Comentó que en los sitios impenetrables ahora existen caminos y que a su vera o al final hay escuelas, centros de salud,  agua potable y sobre todo, hay habitantes, refirió.

En ese sentido, evocó el tiempo en que el actual mandatario bosquejó el modelo puesto en marcha a finales de 1995, significando que había advertido que para su construcción necesitaba de algo fundamental que es el pueblo ya que sin su participación era imposible conocer que era lo necesario, lo prioritario y lo que debía construirse.

“Y advirtió que había que hablar con ese pueblo, para lo cual debía delinearse un idioma, un  código que no era otra cosa que la identidad”, argumentó para aclarar que en el caso de los habitantes no se trataba de construirlo porque ello es inherente a lo material sino de formarlo y organizarlo, así como de conducirlo con ideas y con objetivos que sirvan para el bien de todos.

“Por eso que resultó importante formarnos en nuestra identidad y el factor fundamental para recrearla era la jerarquización, el enaltecimiento de la autoestima de modo tal que cada formoseño supiera que podía, que era capaz y eso fue lo que el doctor Insfrán le transmitió al pueblo para saber soñar y para que ese sueño se convirtiese en realidad.

“Y debemos admitir que muchos de esos sueños se convirtieron en realidad y muchos de los sueños de hoy, se van a hacer realidad”, resaltó.

En la ocasión se hizo notar que en este proceso orientado a la edificación de una sociedad nueva resulta necesario disponer de una construcción teórica que afirme a cada formoseño lo que en realidad es.

Destacase que en este caso, la geografía tomada como una base de explicación de los fenómenos socio-culturales y geohistóricos de Formosa era un material que se necesitaba.

Se reconoce que se trata de un material que se está distribuyendo y que ya necesita de actualización por lo que se está trabajando en una segunda parte porque se reconoce que los cambios son tan vertiginosos en la provincia que hacen que cualquier construcción que se haga cambian la geografía, no solamente en cuanto al paisaje sino también en lo que atañe a la actitud humana y la forma de relacionarse y de vivir, así como de asociarse para construir un polo de desarrollo.

En ese sentido, se comentó que al momento de completarse la elaboración del manual, se advirtió que se avanzo tanto en algunos lugares que ya aparece como desactualizado por lo que se está encarando lo nuevo aunque esta primera parte sirve para que los directores que recibieron el material para llevarlo al trabajo o dentro de sus instituciones de modo tal que todos tengan un conocimiento integral , es decir que no solamente sea una  responsabilidad del profesor de Geografía sino de todo el cuerpo docente acerca de lo que está sucediendo en Formosa para poder afirmar la identidad propia.

 

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube